Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 31 de enero de 2011

La Rosa Inexistente

"Los rosales de la avenida Abancay nunca existieron" (primera línea de una poesía de Washington Delgado) y sigue:
"Todo lo tiñó el humo de los autobuses y no hay jardín"
...
"En el aire colmado de esta calle inhumana
se hace humana la rosa
inexistente, enajenada por el humo y las bocinas"
...
Caminar por calles y barrios que agreden la vista y el espíritu, es la experiencia que debió haber inspirado en su día al poeta cuando escribió su "Canción para Artidoro", que ahora estamos recordando: Calles que no ofrecen  ni un resquicio para el espíruto: Vegetación ausente, edificios polvorientos, descoloridoas, donde todo lo tiñó el humo y no hay jardín, como lo dijo  Washington Delgado. (Cusco, 1927-Lima 2003; Premio Nacional de Poesía 1953).

Y no sólo la avenida Abancay (ahora un poco mejorada) sufre esta deshumanización; tenemos muchos barrios y calles  que poco favor hacen a los que les toca nacer y crecer en ellos. Una de las primeras fijaciones mentales de estos niños serán la suciedad acumulada por los años y el descuido. Mal equipaje para mentes en formación, les costará más que a otros ser positivos en su vida adulta.

Para aliviar la opresión que deparan estas calles, aunque sea macetitas con geranios,  molles que aceptan la escasez de agua, hierbas silvestres, todo sirve. Limpieza de muros, pintura; el arte mural podría regenerar a muchos edificios de fachada atrozmente intolerable. Así todo Lima será una ciudad genial y no sólo una parte.  

La nueva administración de Lima, que se está mostrando  creativa para afrontar los viejos problemas no resueltos, probablemente nos pueda dar el gusto a todos los que transitamos por esta ciudad para que no siga  "enajenada por el humo y las bocinas de un rio interminable de tristeza". (WDelgado) y el poeta sonreirá allá donde esté, sin duda alguna.

6 comentarios:

  1. Querida Ligia,
    La contaminación en el centro de Lima, es terrible, me hace recordar, al que escribió "Lima la horrible", y da pena pensar que a Lima se le decía "CIUDAD JARDÍN".
    Recuerdo cuando el Alcalde Andrade q.e.p.d., fue muy criticado por tener siempre bellos los parque,y cambiar flores hermosas de la estación que correspondia.
    Esperemos que el medio ambiente mejore quitando la gran contaminación actual.
    Cariños,
    María del Carmen

    p.d. Te invito a visitar mis blogs, y me alegrará tener un comentario tuyo, y tenerte como seguidora.

    http://derechoyfamilia-paginaslibres.blogspot.com

    http://elcofredemisrecuerdos.blogspot.com

    http://misescritoresypoetasfavoritos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Ligia
    Me gusta la forma en que empleas las palabras para obtener un rsultado armonioso. Escribe algo de misterio, creo que saldria bien.
    Eduardo

    ResponderEliminar
  3. felicitaciones por le blog!!
    ya te agregué a mi google reader

    ResponderEliminar
  4. La nueva administración municipal nos ha invitado (recordado) a ser ciudadanos activos por una Lima para todos. Pongamos cada uno nuestro pequeño esfuerzo y Lima volverá a ser una ciudad vivible. Por otro lado, la última medición del SENAMHI ha demostrado que la contaminación en Lima se ha reducido por segunda vez consecutiva debido a la mejora en la calidad de los combustibles, pero aún podemos hacer mucho más.
    Miguel.

    ResponderEliminar
  5. Ligia
    Felicitaciones por el blog. me gusta mucho el artículo que hace referencia al poema de Washington Delgado, que fue premonitorio. Suscribo todo lo que dices sobre la necesidad de embellecer Lima. Y no es problema de pobreza, porque si cada uno se preocupara de mantener bonito su espacio, aunque sea como dices con macetas de geranio, la ciudad sería otra.
    Marta

    ResponderEliminar
  6. Ligia,lo mejor que puedes hacer es mudarte de pais.El Peru ya fue.Parece que no te has dado cuenta de ello,y te has quedado sola con la nostalgia.Asi como nos has contado de Pedro Beltran Espantoso,tambien cuentanos de tu amigo Agusto Razuri Seminario,si ese,el hermano de Violeta.

    ResponderEliminar